Calcula tu financiación

Cambia el etiquetado energético para ser más transparente

Las etiquetas energéticas son una referencia para los consumidores desde hace ya más de 20 años. Un indicador que todos tenemos en cuenta antes de comprar. Sin embargo, la escala actual de eficiencia, de A+++ a G, con el paso del tiempo se ha vuelto menos transparente. Para continuar apoyando al consumidor en la selección de los productos más eficientes, la Unión Europea ha decidido reforzar los requisitos de desempeño de los productos, y regresar a la escala de A a G, eliminando los + a los que estábamos acostumbrados. Durante el periodo de cambio de este etiquetado, los productos presentarán ambas etiquetas, la actual y la nueva.


Antigua etiqueta energética:
en vigor/exhibición hasta el 28 de febrero de 2021.

Nueva etiqueta energética:
en vigor/exhibición en tiendas físicas y online desde el 1 de marzo de 2021.

¿Qué es la etiqueta energética?

Es una herramienta fundamental para que los consumidores puedan comprender mejor y comparar la eficiencia de electrodomésticos como frigoríficos, televisores, lavadoras y lavavajillas. Permite hacer elecciones teniendo en cuenta aspectos como la sostenibilidad y, al mismo tiempo, ahorrar en la factura eléctrica. Siendo la letra A la clase energética que menos consume y por lo tanto, la más respetuosa con el medio ambiente. Bajando en ambas facetas hasta llegar a la letra G.

¿Por qué nace una nueva etiqueta?

De acuerdo con una encuesta realizada a los consumidores, la escala actual del etiquetado se ha vuelto menos eficaz con el paso del tiempo. Esto se debe a que la mayoría de los electrodomésticos se sitúan en las clases más altas A+, A++, A+++, dejando las clases inferiores vacías, debido a que los electrodomésticos menos eficientes han ido desapareciendo del mercado. Para resolver este problema, la Unión Europea ha revisado y optimizado la etiqueta energética según las necesidades del cliente: se cambiará la escala de la etiqueta, desaparecerán las clases con +, dando lugar a una clasificación A-G. Inicialmente las clases superiores (A y B) estarán vacías, para incentivar que los fabricantes desarrollen productos más eficaces.

¿Cómo es la nueva etiqueta?

Además de la ya mencionada nueva escala de energía, de la A a la G para todos los productos, en la esquina superior derecha se adjuntará un código QR donde podrás acceder a la Comisión Europea (EPREL), allí obtendrás más información sobre este cambio. En la parte de abajo podrás ver diferentes pictogramas, estos definen en forma de icono funcionalidades determinadas y características específicas del producto en cuestión.


+